El Ingeniero Industrial

La carrera de Ingeniero Industrial, fue creada por el Real Decreto de 4 septiembre de 1850 firmado por el Ministro de Comercio. Instrucción y Obras Públicas D. Manuel Seijas Lozano, con el fin de impulsar la modernización e industrialización de España. La enseñanza se organizó en tres niveles: elemental, de ampliación y superior.

Nuestra profesión tiene las características de ser generalista y multidisciplinar, pues abarca dentro de las ingenierías los campos de la química, la mecánica, la electricidad y la economía industrial, como se indica en el Decreto de Atribuciones de 18 de septiembre de 1935, incluido en esta sección. Es una de las ocho ramas de profesión regulada en la que se divide la Ingeniería Superior española.

Antes de la creación del Espacio Europeo de Estudios Superiores (EEES) por las reuniones de Bolonia, el título de los egresados de los estudios era el de Ingeniero Industrial.

Actualmente para ejercer la profesión regulada de ingeniero industrial es preciso cursar un Grado y un Máster en Ingeniería Industrial.

Ambos títulos tienen el nivel 3 del Marco Europeo para la Cualificación de Estudios superiores, MECES 3, así como el nivel 7 del European Cualification Frame (EQF 7), los cuales sirven para compararlos con las cualificaciones de los estudios y profesiones en Europa.

Para ejercer la profesión de ingeniero industrial, además de la titulación antes citada, es preciso, de acuerdo con la ley, pertenecer a un Colegio de Ingenieros Industriales.

Y se recomienda, para ejercerla fuera de España, disponer de la certificación profesional PE que otorga la Asociación de Ingenieros Profesionales de España (AIPE) y del título EUR ING que otorga la  Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ingenieros (FEANI).